Seguro de protección de alquiler

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
seguro de protección de alquiler

¿Cómo proteger a nivel asegurador un propietario que destina una vivienda a alquiler con el objetivo de conseguir un rendimiento económico? La respuesta es con un seguro de protección de alquiler que se encargue de amparar al arrendatario.

Este tipo de póliza de seguro ampara todos los gastos judiciales (procurador, abogado, tasas judiciales, etc.), hasta conseguir, llegado el caso, la presentación de la demanda de desahucio y hacerlo efectivo.

Adicionalmente, nos ayuda a reclamar cualquier tipo de incumplimiento contractual de nuestro contrato de alquiler. Y finalmente, en caso de impago de las mensualidades por parte de los inquilinos, nos garantizará el cobro de éstas.

Existen varias Aseguradoras que indemnizan cuando se dicta sentencia y es favorable a la vez que los inquilinos deben ser solventes. Por tanto, en este tipo de compañías existe el riesgo incluso de no cobrar.

Seguro del pago de alquiler 👨‍👩‍👧‍👧 🏡

¿Por qué nuestro seguro de protección de alquiler es diferente?

Nosotros hemos analizado el sector y comercializamos un producto que, una vez presentada la demanda en el juzgado, la compañía nos paga las mensualidades atrasadas (con un mes de franquicia), y que hasta que se llegue a conseguir la sentencia nos irá abonando la mensualidad anterior.

Para ello será necesario que, antes de la firma del contrato de alquiler, obtengamos de los inquilinos documentalmente sus fuentes de ingresos: desde su DNI, las últimas tres nóminas (en ocasiones debido a la situación actual de pandemia, sus Vidas Laborales) y, en caso de sociedades o autónomos, se acostumbra a solicitar la Renta del año anterior y los últimos trimestres a nivel fiscal o recibos de autónomo. 

Esta documentación se facilita a la Aseguradora para que realice el llamado scoring, donde además de confirmar que no tiene deudas reconocidas a nivel legal, Lista de Morosos, (RAI, ASNEF, etc.) nos analizarán la viabilidad económica de los inquilinos, ya que no deberán sobrepasar un determinado ratio de endeudamiento del total de sus ingresos mensuales, aproximadamente el 40%.

Una vez la Aseguradora nos da la aceptación y aportemos el contrato de alquiler para la confección del contrato de seguro, gozaremos de todas las garantías para proteger, en caso de impago, el cobro de las mensualidades adeudadas por los inquilinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscríbete a nuestra Newsletter para estar al corriente sobre la nueva normativa