El Gobierno recupera el Impuesto sobre el Patrimonio para los años 2011 y 2012.

Gestoria_Luis_logo
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook

El gravamen del Impuesto sobre el Patrimonio se restablece con carácter temporal para los años 2011 y 2012, debiéndose presentar las declaraciones y realizar los ingresos correspondientes a dichos ejercicios, respectivamente, en 2012 (el próximo mes de junio) y 2013.

El impuesto sobre el patrimonio se aplicó por última vez en el 2007.

El impuesto se mantendrá con la misma estructura que tenía, ya que sólo se modifican las cantidades mínimas exentas; el mínimo exento se eleva a 700.000 euros por contribuyente (108.000 en 2007) y el mínimo exento para vivienda habitual se eleva a 300.000 euros (150.000 en 2007).

Deberá declarar el impuesto quien, sin contar el valor de la vivienda habitual hasta 300.000 euros, posea acciones, bienes de lujo, fondos de inversión, depósitos, deuda pública, inmuebles u otros activos por valor de 700.000 euros tras haber descontado los préstamos o hipotecas pendientes de pago.

La fecha marcada para calcular el valor del patrimonio de la persona es el último día del año.

Una de las principales críticas a este impuesto sostiene que el tributo se ceba especialmente con las clases medias, lejos de gravar a los auténticos ricos,  que mantienen su capital en sociedades exentas del pago del Impuesto sobre el Patrimonio.

Newsletter