La presentación del Impuesto de Sociedades

logo con letras Gestoria Luis Mataro
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook

A diferencia de lo que sucede en otras figuras tributarias, la declaración del Impuesto sobre Sociedades no tiene un plazo de presentación único para todos los contribuyentes, sino que cada sujeto pasivo tiene su propio plazo, en función de la fecha en que concluya su periodo impositivo. La presentación de la declaración tendrá que efectuarse dentro de los 25 días naturales siguientes a los seis meses posteriores a la conclusión del periodo impositivo. Por lo tanto, como regla general, cuando se trate de sujetos pasivos el ejercicio económico de los cuales coincida con el año natural, el plazo máximo de presentación de declaraciones queda fijado el 25 de julio. No obstante la presentación telemática con domiciliación bancaria se tiene que hacer antes del 20 de julio.

Newsletter