fbpx
Saltear al contenido principal
Pacto De Socios: Qué Es Y Cómo Se Hace
Pacto De Socios: Qué Es Y Cómo Se Hace

Pacto de socios: Qué es y cómo se hace

Ir a descargar

Tener un pacto de socios bien redactado previendo posibles conflictos que los socios van a tener que afrontar es clave para la supervivencia del emprendimiento. El error típico que se lleva a cabo a la hora de redactar un pacto de socios es no tener bien definido qué pasa cuando las cosas salen mal, no se está vendiendo suficiente y la sociedad requiere de financiación adicional a la inicialmente prevista.

En estos casos el capital es escaso y la inyección directa no es una opción disponible para todos, con lo cual la mayoría de los proyectos se acaban financiando gracias a dejar de pagar los sueldos de uno o algunos de los socios que están vinculados al proyecto. Pero, ¿Hasta cuándo van a estar dichos socios dispuestos a estar sin cobrar?

El socio no vinculado pasa a tener una situación muy favorable porque las probabilidades de que el proyecto tire adelante aumentan y el riesgo se limita al capital que ha aportado inicialmente. Esto crea tensiones entre los socios que en muchos casos acaban mal y la sociedad acaba en una situación de disolución por falta de entendimiento. Pues bien, esta y otras muchas casuísticas se deben contemplar en el pacto de socios ya que la legislación mercantil no está suficientemente detallada para regular todos los aspectos inherentes al negocio.

¿Qué es el pacto de socios?

El pacto de socios es un acuerdo suscrito por todos los socios de una sociedad cuyo propósito es regular las relaciones internas dentro de la sociedad, a fin de garantizar la resolución de conflictos. Como hemos anticipado existen una gran variedad de casos y por lo tanto no existe un pacto de socios universal y disponible para todas las sociedades si bien hay cláusulas tipo que sí que se repiten en muchos casos y especificaremos más adelante. En cualquier caso ¡Evita descargarte un pacto de socios que encuentres por internet!

Nuestra recomendación es que cada uno de los socios se pare a pensar de forma individual qué situaciones le resultarían injustas en dos casos extremos: (I) Cuando las cosas salen muy mal y no se vende lo suficiente y (II) Cuando las cosas salen muy bien y entra dinero a la sociedad de forma constante. No hace falta utilizar un lenguaje purista ni legal, simplemente es necesario que los socios pongan en común todas estas situaciones y anticipen el conflicto. Un ejemplo sería el siguiente:

“Si uno de los socios que está a la vez trabajando para la sociedad quiere dejar el proyecto deberá vender sus participaciones, teniendo el resto de socios una opción de compra preferente para comprar dichas participaciones.”

Una vez se tengan todas estas casuísticas pactadas y acordadas se puede acudir a un experto independiente para que realice las formalizaciones correspondientes y verifique que no hay ninguna de las cláusulas que vaya contra la normativa.

¿Cuándo y por qué debes firmar un pacto de socios?

Los momentos en los cuáles debe firmarse un pacto de socios son, fundamentalmente, aquellos en los que un nuevo socio entra en la sociedad. Por lo tanto, el pacto de socios ha de tener lugar:

  • En el momento en que se constituya una sociedad.
  • En cada ocasión en la que un nuevo socio entre a formar parte de la sociedad.

Contar con un pacto de estas características funciona como una garantía de que un conflicto se resolverá rápidamente. Este elemento es de vital importancia a la hora de atraer capital inversor a tu negocio. Una sociedad sin un buen pacto de socios tendrá más dificultad para convencer a un fondo de capital riesgo o un business angel para que invierta en su sociedad.

¿Qué eficacia tiene el pacto de socios?

El pacto de socios se limita a aquellas personas que lo firmaron, las cuales quedarán obligadas entre sí, e incluso tendrán derecho a utilizar determinadas acciones legales en caso de que el acuerdo haya sido incumplido. Esto incluye, por ejemplo, acciones para exigir una indemnización por daños y perjuicios o incluso para obligar a las otras partes a cumplir con lo acordado.

¿Qué debe incluir el pacto de socios?

Existen una gran cantidad de cláusulas que se pueden incluir en un pacto de socios. No obstante, los puntos básicos que se deben tener en cuenta son los siguientes:

  • Resolución de conflictos: clausulas destinadas a dirimir conflictos o situaciones de bloqueo en la toma de decisiones, principalmente en los órganos societarios más relevantes, como la junta de accionistas o socios y el consejo de administración.
  • Entrada y salida de socios: La entrada de nuevos socios y, especialmente, la de inversores necesita contar con unas condiciones que hagan sentir a todos los socios cómodos. De igual modo todo negocio puede experimentar la salida de un socio, en cuyo caso es recomendable haber pactado previamente las condiciones en las cuales esta circunstancia tenga lugar, tales como el derecho de adquisición preferente, los derechos de arrastre (drag along) y acompañamiento (tag along), etc.
  • Funciones y dedicación de cada socio: Dejar por escrito el tiempo de dedicación personal al proyecto, así como aquellas funciones y tareas a las cuales cada socio se compromete puede evitar serios malentendidos.
  • Cláusula de no competencia: Puede darse el caso de que los socios se comprometan a no trabajar o ser socios a su vez de otra empresa que lleve a cabo una actividad económica semejante.

Para terminar, queremos insistir en que un pacto de socios debe funcionar como garante del buen funcionamiento de un negocio, resolviendo la aparición de conflictos que inevitablemente acabaran surgiendo.


¿Qué debo hacer ahora?

  1. Si tienes más dudas y quieres estar tranquilo contacta de forma gratuita con nosotros, estaremos encantados de asesorarte.
  2. Si quieres seguirte informando sobre este tema y muchos más puedes consultar de forma gratuita nuestro blog y videoblog de actualidad donde encontrarás referencias sobre este tema y muchos más.
  3. Si quieres conocer los miembros de nuestro equipo aquí nos tienes.
  4. Si te ha gustado este artículo lo puedes compartir en LinkedIn, Facebook o Twitter, seguro que tienes conocidos que les gustará tanto como a ti.
Volver arriba